4 patrones que me han cambiado la manera de ver la vida

Nada es para siempre

Hay canciones, poemas, historias, etc. que nos dan este mensaje. Es algún tipo de información que está siendo transmitida que, de alguna manera, es un mensaje que tiene sentido, todo gira en torno a transiciones. Todo se mueve, cambia, evoluciona, involuciona.

“Lo único constante es el cambio” (Heráclito)

Estas transiciones se pueden repetir tanto, al punto de convertirse en ciclos que, si ves cómo funcionan en tu vida, de alguna manera puedes sacarle provecho o simplemente puedes aceptarlos. Lo importante es ver más allá de una transición o ciclo, tener un mapa mental de lo que muchos le llamamos “the big picture”. Algo que al final nos puede ayudar a manejar mejor cualquier situación en la vida.

Entender la vida, pero también la muerte

Todos sabemos que estamos vivos (al menos físicamente). Al poner un poco de atención vivimos la vida como si esta fuera a ser eterna, nos enojamos con el prójimo (me incluyo), dejamos tareas para después (porque hoy “no puedo”), no hacemos planes y muchas veces solo nos dejamos llevar por lo que nos traiga el día a día.

Todo lo que hacemos suma. Si no hacemos nada lo que suma es cero y los defaults que nos da la vida no son para nada interesantes. Saber que voy a morir en algún momento, que el tiempo en el que estamos en la tierra es finito, me hace pensar que tengo que hacer que mi existencia valga la pena, para esto hay que crear, hacer, ir y aportar algo que vaya más allá de nosotros mismos.

También me ha hecho pensar en apreciar las cosas por lo que son, para valorar más en qué y con quién invertimos nuestro tiempo. Por ende, cada dia que pasa debe de ser importante.

Entender el patrón de vida y muerte me hace que esté más enfocado en el presente, saber que mis familiares y amigos van a morir, que mis padres van a morir, yo y mis hijos (si llego a tener) también vamos a pasar por lo mismo.

En busca de la felicidad

Hay gente que se especializa en encontrar tu felicidad, ayudarte a buscar técnicas para ser más feliz. Hay libros, revistas, blogs, series de televisión que te enseñan o tratan de enseñar el camino a la felicidad. La búsqueda de la felicidad es tan integral a nuestra idea de la buena vida que, para muchos, es el único significado que se le puede dar.

  • ¿Qué pasa con los demás sentimientos humanos?
  • ¿Qué acaso no son los demás sentimientos parte de la vida?

Friedrich Nietzsche (filósofo alemán) veía la búsqueda de la felicidad como una búsqueda de placer, la cual no era más que una manera de desperdiciar la vida. Él, en lugar de buscar un significado de vida, creó el concepto del Übermensch (súper hombre), el cual dice que la persona, en vez de encontrarle sentido a la vida, debe estar dispuesto a emprender grandes sufrimientos en el nombre de un objetivo que se ha fijado.

Podemos imaginar que Miguel Ángel (Michelangelo Buonarroti) probablemente no encontró muy placentero el proceso de pintar el cielo de la capilla sixtina.

Nikola Tesla siempre se quejó de su soledad (y celibato), la cual, según él, era necesaria para llevar a cabo sus investigaciones.

Dan Ariely (profesor de psicología especializado en comportamiento humano) habla del sentimiento de felicidad y cómo nosotros, como humanos, buscamos una felicidad a corto plazo, no una a largo plazo, que puede ser más enriquecedora.

Cosas como correr en una maratón. Algo que, si alguien fuera de este mundo viera a las personas, pensaría que alguien más las está castigando. Ver sus caras y ver el esfuerzo (y probablemente dolor físico por el cual están pasando) se podría describir como una experiencia miserable, pero también comenta que es algo significativo, que tiene cierto sentido de logro. Algo que de alguna manera conecta con las ideas de Nietzsche.

Entonces la idea de “ir en búsqueda de la felicidad” me parece un patrón que se puede llegar a convertir en una utopía muy fácilmente, la cual puede llegar a ser inalcanzable si no se busca con el sentido de encontrar ese “verdadero significado” y “logro” como parte de la vida.

Es más humano el hecho de aceptar que, si bien la felicidad es parte de la vida, también lo son la tristeza, la soledad, ansiedad, depresión, diversión, euforia y todo el cóctel de emociones y sentimientos. Lo mejor es aprender a procesar esa información para saber manejar los retos que nos llevan en nuestro día a día.

Es algo que me lleva a estar más presente en el ahora y encaja con la idea de que vivimos en ciclos que cambian constantemente.

La mejor manera de crear una relación es dando

Los seres humanos somos seres de reciprocidad, si quieres empezar una nueva relación de cualquier tipo, sea la que sea (amistad, negocios, ventas, etc), debes empezar dando y por dar me refiero a cualquier propuesta que la otra persona considere de valor (no necesariamente dinero).

Esto se puede aplicar en cualquier área, por ejemplo Gary Vaynerchuck, en su libro de marketing Jab, Jab, Jab, Right Hook, sustenta la tesis de ayudar primero y luego pedir de ahí viene el “jab, jab, jab” y luego el gancho.

Quieres que alguien haga algo por ti, haz algo tú primero, rompe el hielo y haz algo. Da el ejemplo, luego los demás te siguen.

En psicología a esto se le llama la regla de la reciprocidad, es cuando haces algo por alguien más, la otra persona se siente en deuda y generalmente está más dispuesta a ayudarte cuando lo necesites, estas son reglas básicas de influencia y persuasión.

Pero más allá de persuadir, cuando lo pones en práctica, con el hecho de dar sin esperar a cambio (de lo contrario sería un negocio), sientes como todo se va haciendo más fácil y todo cae como en una armonía.

Somos lo que pensamos

“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto” - Henry Ford

Los patrones de pensamiento no son más que hábitos a los que estás acostumbrado e influyen en tu manera de actuar.

Estos se pueden volver ciclos repetitivos que nos afectan en la situaciones en las que nos desenvolvemos. Si creemos que nos va a ir mal en cualquier situación es muy probable que pase y viceversa.

Nuestra vida gira en torno a nuestros estados mentales y eso nos afecta en todo lo que percibimos.

Para cerrar:

Bueno, este es un artículo más empírico y pragmático de lo normal, pero me ha llamado la atención reflexionar un poco sobre el tema ¿qué patrones han encontrado ustedes?

Saludos,

Pedro.

Thoughts of a thinker Infinity of numbers
Numbered thoughts
Thoughts of infinity
Borknagar - Epic - Traveller

Pedro Muller

Emprendedor, geek, software developer, "wanna be writer", life-hacker, adicto al café, humanista, foto-amateur, amante de la música.